Steve Gibson

Steve Gibson (Liverpool 1968), es un pintor de volúmenes, un escultor de retratos emocionales. En su método de trabajo va añadiendo trozo a trozo, pedazo a pedazo, cartón y pegamento hasta conformar unos cuerpos que cobran vida.

Ese poder casi demiúrgico de la creación a escala humana le confiere una veracidad, una sinceridad artística que sorprende y abruma al espectador. Sus obras son instantes capturados del alma humana. Su capacidad de ahondar en los entresijos de la mente y de plasmar sus expresiones conmueve al espectador.

La trayectoria del artista británico afincado en Zaragoza sorprende por su  franqueza. Alguien que jamás traiciona sus convicciones  creativas es siempre alguien íntegro. Y esa verdad artística supura por los poros de sus esculturas, por cada pliegue del cartón.