Rakel García expone en «La Galería» de Logroño

«La fuerza no emana tan solo de lo que se ve, al contrario, muchas veces resulta de lo más inapreciable, del murmullo, de la sístole muscular, del flujo continuo e invisible pero constante de la propia existencia, del contacto más allá de la naturaleza humana que nos sumerge en esa otra naturaleza que no nos pertenece y que nos embriaga y embelesa con sus destinos morfológicos imprevisibles.

Y la naturaleza, al igual que la naturaleza del propio ser humano resulta infinidad de veces caótica, desmedida, inabarcable, entrópica pero solo en apariencia ya que todo caos expande una tupida red de estructuras ordenadas que lo contradicen, texturas, pieles, tejidos, órganos que funcionan al unísono en pos de un objetivo común»

Francisco Javier serón Torrecilla.

Las obras expuestas completan un ciclo pictórico en el que se profundiza en el concepto de PAISAJE desde una perspectiva filosófica y plástica.

Se ahonda en la pertinente relación del hombre con su entorno, con su tiempo y con su propia existencia.

Desde fuera a adentro y viceversa, un recorrido que traspasa lo físico buscando algo más, la esencia del lugar, la raíz, la metamorfosis, la huella.

Un viaje a ninguna parte y a todas a la vez

Rakel García dice:

«Busco allí donde la mirada cuesta entrar. Espacios insospechados de antiguos muros donde contemplar la belleza oculta o sin salida. El más común de los inmortales que se desliza en la mente a través del paso del tiempo. Con la inquietante y maravillosa acción de la madre naturaleza».

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *