M. Angel Ortiz Albero expone en Medinaceli DEARTE

Trece imágenes del «Libro de las Sombras”

Largo ha de ser el itinerario del Libro de las Sombras. Como largo ya ha sido hasta llegar aquí. Largo, como alargada la sombra que proyecta ahora, en su quinto capítulo. Y la sombra del Libro de las Sombras es ahora sombra de la sombra. Como imagen de la imagen, imagen de su propia imagen. El itinerario del Libro se hace y se rehace, como se hace y rehace el Libro en cada uno de los pasos que constituyen ese itinerario. Y aquí y ahora, donde y cuando quiera que sea, no habrá de ser visto el Libro como lo haya sido en cualquiera de los lugares por los que haya pasado antes o vaya a hacerlo en adelante. No será visto del mismo modo, pues no se nos muestra el Libro del mismo modo. Porque no es el mismo Libro de las Sombras. Es el renovado Libro de las Sombras.

Las palabras y las imágenes, las identidades narradas o retratadas, los relatos y los documentos son la esencia del Libro de las Sombras. El texto como collage, el collage como texto, recortando o rasgando realidades que conforman cada una de sus páginas. La realidad encontrada, fragmentada, encolada. La página como collage, el collage como Libro. Cada corte y cada fractura trazan el texto que ha de ser leído, documentan las imágenes que habrán de ser miradas. Miradas sobre el Libro. Miradas fragmentadas las del Libro, como fragmentado es el propio Libro.

Trece imágenes del Libro de las Sombras no son, ahora, sino trece imágenes del Libro. Como ya se ha dicho, sombra de su sombra o imagen de su propia imagen. La fragilidad y la delicadeza del Libro original, guardado en alguna biblioteca imaginaria, quedan retratadas ahora, haciendo de los cortes y las fracturas, como también de todos los detalles, la verdadera imagen del Libro. Ahí están las imágenes, recreando de nuevo al Libro de las Sombras en este significativo punto de su itinerario. Que no sea el último.

Supone la primera de las colaboraciones entre Artix espacio creativo y la Fundación DEARTE

El centro (palaco ducal) se encuentra en la localidad soriana de Medinaceli y es un presioso espacio rehabilitado y capacitado para albergar exposiciones de arte de diversas disciplinas así como talleres, performances, ciclos de música, teatro, etc.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *