Exposición de José A. Piazuelo en CC. Teodoro S. Punter

Exposición de José Antonio Piazuelo en el Centro Cívico Teodoro Sánchez Punter de la mano de Artix.

La muestra que se inagurará el 1 de septiembre a las 19:30 se podrá visitar hasta el 15 de septiembre.

El Centro está ubicado en la Plaza Mayor del Barrio de San José (Entre Cesáreo Alierta y Puente Virrey).

José Antonio Piazuleo (Escatrón, 1973), está en constante evolución artística.

Su procedencia rural y su estancia vital en espacios pequeños, recónditos, cercanos y tan hermosos como el Matarraña (donde gestiona una casa de turismo rural) se percibe en ese ansia de mostrar el florecimiento de la Naturaleza plena. Ese colorido impactante contrasta con la representación del caos urbano, donde se amontonan pisos,calles y hormigón, que oscurecen e incluso tapan el cielo.

Esa dicotomía como si se tratara de  dos series distintas, pero que se entrelazan y son inseparables, no se puede concebir una sin la otra. Se percibe desde el primer acercamiento a su obra, pero su concepto vital y artístico va más allá.

Su técnica es inusual en los tiempos que corren. Sus obras no son grabados, aunque lo parezcan. Sus piezas no son ilustraciones de diseño gráfico, aunque nos puedan confundir. Pero su forma de crear nos hace intuir esas formas de expresión y esa influencia.

Su manera de trabajar es laboriosa y minuciosa. Las ideas que le fluyen, las esboza después de una reflexión, para plasmalas posteriormente en el papel. Con cinta de carrocero delimita formas y espacios. Estos serán rellenados con tempera (mucho más fuerte y colorida que la acuarela) para después quitar las tiras pegadas emergiendo así el paisaje creador.

Se ve cierto “horror vacui”, pero no es casual. Las ciudades impersonales, deshumanizadas y desnaturalizadas (que hacen al ser humano un ser impersonal e individual), se muestran como son. No hay simbiosis entre naturaleza y ciudad, es inviable. Pero su anhelo y esperanza sobrevuela esos rascacielos para atisbar el verde de las hojas y el violeta o rojo de las flores, que realiza en otras series.

Podemos vislumbrar  influencias: De Juan Gris o el cubismo picassiano en algún bodegón inicial. De Angel de Pedro en la ilustración. Y una reminiscencia a los carteles de Roy Liechstenstein.

Su belleza estriba en su sencillez de formas. La personificación en forma de mujer de la primavera es tremendamente exquisita, con flores decorando su cabellera. Esa misma figura sobrevuela la ciudad y abraza su arquitectura armónica, en otra obra. Esas flores de campos rojos, intensos y vivos como los de Monet, nos trasladan a espacios bucólicos de plena vida.

Igual es utópico fusionar ciudad y naturaleza, pero José Antonio Piazuelo lo consigue, dándonos el equilibrio existencial para poder vivir en esta sociedad.

 

Röiter + Sergio Muro en Sala Oxígeno.

Roïter, banda de rock afincada en Zaragoza pero con miembros de diferentes nacionalidades, tocó el 28 de agosto en el Pub Sin City en la Sala Oxígeno.

Ver noticia Heraldo

El grupo de rock Roïter, se estrenó con su primer concierto en directo en la capital aragonesa.

Esta banda compuesta por Fran (guitarra), Rafa (Bajo), German (Bateria), Edu (Saxo) y liderada por el cantante Dave Aragón, ha absorbido la fuerza y la vitalidad del rock más cañero y de garage con reminiscencias al sonido Seattle, pero con una profunda poesía desgarradora en sus letras que no deja indiferente.

Aunque tienen ciertas influencias musicales, desde Black Sabath, Deep Purple, Pantera, Soul fly, Pixies, Pearl Jam, Gusshoffer a algún toque funk, su personalidad como banda hace que no se les pueda encasillar.

A su vez, el performer Sergio Muro realizó una performance creativa en la que el público asistente al concierto se implicó en una acción de body-painting.